Ir a la página anterior Ir a la página siguiente
55 años en 5 historias

55 años en 5 historias

Ineco empezó su viaje hace 55 años. Más de cinco décadas que repasamos a través de otras tantas historias: momentos del ayer y del hoy de una compañía que mira al futuro, sin olvidar los principios – rigor técnico, innovación, vocación internacional y de servicio público - que inspiraron su fundación.

18 Septiembre, 2023

01

El “piano” de la calle Orense

2023: Cerca de 100 profesionales de Ineco trabajan en la Oficina técnica de apoyo al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para que los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) lleguen a ciudadanos, empresas y administraciones. Es una de las 76 oficinas que tiene actualmente la compañía en España, además de más de 20 sucursales en el exterior y dos filiales, en México y Brasil. La oficina del PRTR se abrió en 2021 en el número 81 de la céntrica calle Orense de Madrid, una ubicación significativa para Ineco, ya que se instaló allí por primera vez hace más de 50 años, y donde se llevó a cabo un proyecto histórico.

En 1972, la creciente plantilla, entonces de 26 personas, se traslada desde su primera sede en la calle Santa Isabel, 44 al nº 2 de la calle Orense. Ese año Renfe encarga a Ineco el primer estudio de una línea de alta velocidad que se realiza en España: Madrid-Zaragoza-Barcelona-Port Bou

Image
Oficinas actuales y sala de delineación de las de Orense 4, en 1987. Fotos: Archivo Ineco
Pie de imagen
Oficinas actuales y sala de delineación de las de Orense 4, en 1987. Fotos: Archivo Ineco
Image
El “piano”: cajas de proyecto y portada del estudio. Miren Marzábal, con Julián de Antonio, el empleado más antiguo de Ineco, en la sala del Consejo de la sede de Paseo de la Habana, presidida por el retrato del fundador de Ineco, Carlos Roa. Fotos: Archivo Ineco/ Elvira Vila
Pie de imagen
El “piano”: cajas de proyecto y portada del estudio. Miren Marzábal, con Julián de Antonio en la sede de Paseo de la Habana, con el retrato de Carlos Roa. Fotos: Archivo Ineco/ Elvira Vila

Los ingenieros de Ineco lo apodan “el piano” por la gran cantidad de tomos de gran formato colocados en enormes cajas de proyecto que recordaban un teclado. El delineante Julián de Antonio, 60 años, que con 44 en la empresa es actualmente el empleado de Ineco con mayor antigüedad, recuerda perfectamente las oficinas de la céntrica calle madrileña, donde entró a trabajar como botones en 1979, con sólo 17 años. “Ineco es mi segunda casa, aquí siempre me he sentido muy a gusto”, afirma. 

Más adelante descubrió su vocación viendo trabajar a los delineantes: “Pensé ‘Yo también quiero hacer eso’, y la empresa me costeó los estudios, así era Ineco” . Y lo sigue siendo:  en 2022 ha impartido más de 124.000 horas de formación y ha concedido 236 becas.

A su lado, la abogada Miren Marzábal, de 27 años, recientemente incorporada a una plantilla que supera los 5.500 profesionales en cinco continentes, no duda en calificar la impresión de sus primeras semanas como “inmejorable”, de las que destaca sobre todo “la acogida por parte de mis compañeras, haciéndome sentir una más del equipo desde el primer momento”. 

02

Cosecha del 68

El año en que nace Ineco, 1968, marca un cambio de ciclo social y tecnológico en el mundo occidental: mientras en Francia estallaban las protestas conocidas como “mayo del 68”, al otro lado del Atlántico se iniciaba la carrera espacial: se preparaba la llegada de la Humanidad a la luna, que tuvo lugar un año después, y se lanzan los primeros satélites. En España dejan de circular las locomotoras de vapor y crece la industria turística, mientras en Reino Unido y EE.UU. el álbum “The Beatles” alcanza el número uno en las listas de éxitos.

Un año en el que Carlos Roa Rico, catedrático e ingeniero de caminos, canales y puertos, nacido en León en 1911, cumple su sueño: poner en marcha la primera consultoría especializada en transporte. Ex director de los Ferrocarriles de Langreo y ex director general de Renfe, era, como recuerda Julián de Antonio, “un apasionado del ferrocarril, al que dedicó su vida”;  y, en el trato personal,  “un hombre cercano, que escuchaba, siempre tenía cinco minutos para hablar".

Image
Pie de imagen Reunión de Carlos Roa con el ministro de Transportes del antiguo Zaire (hoy R.D del Congo) en 1972; escrituras de constitución de la compañía y sello con la dirección de su primera sede. Fotos: Archivo Ineco
Pie de imagen
Reunión de Carlos Roa con el ministro de Transportes del antiguo Zaire (hoy R.D del Congo) en 1972; escrituras de constitución de la compañía y sello con la dirección de su primera sede. Fotos: Archivo Ineco

Era también un defensor de la independencia del ingeniero y de la formación, a la que los técnicos debían dedicar un 10% de su horario laboral: en 1972 se implantan las “tardes de los viernes”, sesiones de formación sobre un tema de debate. 

En una época en la que el ferrocarril en España languidecía, con infraestructuras necesitadas de modernización, Roa preconizaba que en los años venideros desempeñaría “un papel importantísimo”, predicción que demostró ser acertada. Esta visión de futuro impregnó la recién nacida Ineco, en esos momentos, única consultoría especializada en transportes en España. 

“Es absolutamente falso que el ferrocarril, por haber sido el primer transporte mecanizado moderno, deba ser necesariamente el primero en estar pasado de moda. Por el contrario, (…) en la gran industria y la gran ciudad del porvenir el ferrocarril desempeñará un papel importantísimo”. Carlos Roa Rico, entrevista en ABC, 5 de diciembre de 1967

Este espíritu pionero ha permanecido a lo largo de los años hasta el día de hoy y se ha extendido a todas las áreas de actividad, a medida que esta se ha ido diversificando y ampliando: con la incorporación de la aeronáutica y las carreteras a mediados de los 90, los estudios de medio ambiente a comienzos de los 2000 o, en los últimos años, las relacionadas con puertos, digitalización y las TIC

03

Bit a bit

Image
Los ingenieros de Ineco Pedro Benito, Víctor Duarte y  Marisa de la Hoz en 1987, trabajando en el  proyecto del NAFA. Foto: Archivo Ineco
Pie de imagen
Los ingenieros de Ineco Pedro Benito, Víctor Duarte y Marisa de la Hoz en 1987, trabajando en el proyecto del NAFA. Foto: Archivo Ineco

En 1972 había en toda España menos de 1.500 ordenadores

Uno de ellos fue el primer ordenador-calculador de Ineco, que se adquirió ese mismo año: el modelo 9830A de Hewlett-Packard que acababa de salir al mercado. Con él se llevó a cabo uno de los primeros desarrollos informáticos propios, un programa de trazado en BASIC llamado KILOMÉTRICO, que se utilizó para el estudio Madrid-Barcelona-Port Bou. 

Con una pantalla de una sola línea y una memoria ROM de 16 KB, representó el inicio del desarrollo tecnológico de la compañía, que a partir de 1982 empieza a informatizar la contabilidad. En 1983, Renfe crea Tifsa (Tecnología e Investigación Ferroviaria S.A.); que Ineco adquiere en 1999 formando la “Agrupación Ineco-Tifsa”, hasta la fusión definitiva en 2010. 

En 1983, llega el primer ordenador personal a la compañía y en 1986, se usa por primera vez en la ingeniería española la cartografía en 3D, con el proyecto del Nuevo Acceso Ferroviario a Andalucía (NAFA).

A medida que en las décadas siguientes aumenta la capacidad de los ordenadores se van desarrollando aplicaciones cada vez más específicas y sofisticadas para todo tipo de usos pioneros: modelizaciones de tráfico ferroviario, inventarios, diseño y montaje de vía, servidumbres aeroportuarias, etc. 

“Pueden existir intereses y puntos de vista diferentes, pero sólo el método científico y la técnica adecuada, aplicados por expertos, pueden dar una solución a los problemas de transporte”. Publicidad de Ineco, 1976-77.

Pocos saben que Ineco, que actualmente desarrolla 40 encargos con más de 25 clientes institucionales para la transformación digital de la Administración pública, puso en marcha en el año 2000 el primer Centro de Alerta Temprana sobre Virus Informáticos de España.

En 2010, la compañía empieza a usar BIM (Building Information Modelling, un sistema de trabajo colaborativo on line y en tiempo real sobre un modelo en 3D) en sus propios proyectos, al tiempo que lidera su implantación en España.

Para Miren Marzábal, el trabajo en remoto o el procesamiento automático de documentos son algo habitual en su día a día. “Las nuevas tecnologías, las redes sociales y los avances relacionados con ellas tienen cosas positivas y negativas. Creo que lo más importante es una buena educación al respecto, que nos permita usarlas como herramientas para mejorar nuestra vida y nuestro trabajo”, reflexiona.

Por su parte, Julián de Antonio subraya cómo la tecnología facilitó su trabajo: “Viví el cambio del trabajo hecho completamente a mano al  AUTOCAD”. Aunque fue un proceso gradual- “los primeros procesadores eran lentísimos”, recuerda- en conjunto, “la evolución tecnológica en estos años ha sido espectacular”. 

Actualmente Ineco, medio propio de la Administración General del Estado desde 2008, cuenta con un equipo de 800 especialistas en TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) y medio centenar de desarrollos software propios, de los que 16 incorporan inteligencia artificial.

Image
Pie de imagen Los ingenieros de Ineco Dulce Galán y Víctor Gándaras en 1990, procesando datos para el Inventario de Bienes Inmueble s que Ineco realizó para Renfe (1990-93) y en el que llegaron a participar más de mil personas.
Pie de imagen
Los ingenieros de Ineco Dulce Galán y Víctor Gándaras en 1990, procesando datos para el Inventario de Bienes Inmueble s que Ineco realizó para Renfe (1990-93) y en el que llegaron a participar más de mil personas.

04

Qué bello es viajar

Abril de 1992: España está inmersa en la celebración de grandes eventos- los Juegos Olímpicos de Barcelona, la Exposición Universal de Sevilla y el Quinto Centenario del Descubrimiento de América (para los que Ineco también realizó algunos trabajos y abrió sus oficinas de Sevilla y Barcelona) y aspira a proyectar una nueva imagen internacional que refleje la modernización del país. 

Un grupo de jóvenes ingenieros e ingenieras de Ineco/Tifsa viajan a bordo del primer AVE que recorre los 320 km. del trazado entre Madrid y Sevilla, acortado en 100 kilómetros respecto al paso de Despeñaperros gracias a la nueva variante por Brazatortas que ellos mismos han proyectado bajo la batuta de sus mentores de Renfe. 

Image
En la imagen izquierda, obras de construcción de la línea Madrid- Sevilla; a la derecha, publicidad de Ineco de 1988 donde se anuncia su participación en los eventos de 1992.
Pie de imagen
En la imagen izquierda, obras de construcción de la línea Madrid- Sevilla; a la derecha, publicidad de Ineco de 1988 donde se anuncia su participación en los eventos de 1992.

“La incorporación de España a la Comunidad Económica Europea, el Plan de Transporte Ferroviario, la concesión de los Juegos Olímpicos de 1992 a Barcelona y la celebración (…) de la exposición Universal de Sevilla, alteran profundamente las realizaciones y expectativas normales del mercado. En efecto, la actividad de ingeniería, que ya tuvo un importante incremento en 1986, va, prácticamente, a triplicarse en éste y los próximos años.” Circular de Presidencia, Ineco, 1987.

Han pasado los últimos cuatro años trabajando intensamente en el proyecto y observan con atención las oscilaciones de un vaso de agua en la mesa para calcular el peralte de las curvas y cuentan los postes de catenaria por minuto para estimar la velocidad. Pese a todas las incertidumbres el proyecto culmina con éxito y marca un hito para el sector ferroviario español en su conjunto y también para Ineco.

Así comenzó la experiencia de la compañía en la red española de alta velocidad, (la segunda del mundo en extensión tras la china), que hoy la ha llevado a participar en grandes proyectos en España y en todo el mundo: el HS2 de Reino Unido y Rail Baltica en el norte de Europa, ambos en ejecución; o la línea Meca-Medina de Arabia Saudí, ya operativa.

El conocimiento acumulado en los años siguientes en múltiples ámbitos técnicos- como el sistema europeo de señalización y comunicaciones ERTMS (European Rail Traffic Management System), las inspecciones y pruebas de carga de estructuras, iniciadas por Tifsa en los 80, y el diseño y construcción de grandes túneles y viaductos generaron un bagaje técnico único  que sigue aplicándose  en múltiples proyectos, como el túnel de carretera de Silvertown en Londres o la remodelación del complejo ferroviario de Atocha. 

Con la misma vocación internacional con la que nació hace 55 años -sus primeros estudios son para ferrocarriles de Latinoamérica o África- Ineco  sigue trabajando para mejorar la movilidad de personas y mercancías en todos los modos y ámbitos del transporte.

En el ámbito ferroviario, que sigue siendo el de mayor volumen de actividad, Ineco continúa colaborando con Adif en la mejora y mantenimiento de la red convencional española, y participa en proyectos internacionales como la modernización de los cercanías de Sídney (Australia) o en los metros de Ciudad de México y Panamá, entre otros. 

La actividad aeronáutica se inicia a partir de 1995, tras la entrada como accionista de Aena, creada en 1991 para gestionar las ampliaciones de los aeropuertos españoles, que entonces sufrían problemas de saturación por el aumento del turismo. 

Image
nspección del puente metálico de Arroyo Salado (2022). Foto: Archivo Ineco
Pie de imagen
Inspección del puente metálico de Arroyo Salado (2022). Foto: Archivo Ineco

Hoy, Ineco está dando soporte a Aena en áreas de gran importancia como seguridad operacional aeroportuaria, Planes Directores y Planes Especiales, evaluación de ruido y contaminación acústica, o gestión del cambio en infraestructuras aeroportuarias. Fuera de España, se está diseñando la nueva terminal de Ámsterdam-Schiphol, (Países Bajos) y los nuevos aeropuertos de Kasteli, Grecia, y Santo Antão, en Cabo Verde, entre otros; y supervisa las ampliaciones de los de Kuwait y Lima (Perú). En navegación aérea colabora con Enaire en la mejora y gestión del espacio aéreo español, diseño de procedimientos de vuelo, mejora de la seguridad operacional y en la modernización y evolución de los sistemas e instalaciones CNS y ATM. 

Y, desde comienzos de los años 2000, en proyectos vinculados al sistema europeo de navegación por satélite  Galileo, del que desde 2016 opera el Centro de servicio a Usuarios del sistema, ubicado en Torrejón de Ardoz (Madrid).

En 1995, también se crea la primera división de carreteras de la compañía, que hoy cuenta con un equipo de más de 280 personas. Desde entonces, Ineco, colabora en el mantenimiento, mejora y ampliación de la red española y en el exterior, entre otros trabajos, gestiona los planes nacionales de mejora de carreteras y puertos de Costa Rica y desde 2011, administra y supervisa la concesión de la autopista Guadalajara-Colima, en México. 

En puertos, los primeros estudios se remontan a los años 70; actualmente se trabaja para 16 de las 28 autoridades portuarias, especialmente en accesos ferroviarios. 

A lo largo de su trayectoria, Ineco también ha llevado a cabo infinidad de trabajos de arquitectura:  más de 20 terminales de aeropuertos y puertos, torres y centros de control, más de 320 estaciones y otras instalaciones ferroviarias; y mejoras y remodelaciones de edificios oficiales. Hoy el área cuenta con un equipo de más de 140 profesionales.

05

Una canica azul

Image
Una de las primeras imágenes de Tierra completa desde el espacio: conocida como “la canica azul”, fue tomada por la tripulación del Apolo 17 en 1972. Foto: NASA
Pie de imagen
Una de las primeras imágenes de Tierra completa desde el espacio: conocida como “la canica azul”, fue tomada por la tripulación del Apolo 17 en 1972. Foto: NASA

La década de los 70 estuvo marcada por las crisis energéticas de 1973 y 1979, derivadas de las alzas de precios del petróleo. En estos años, la dependencia de España del crudo para generar energía era casi el doble que la actual.  En 1974 el gobierno aprobó diversas medidas de ahorro energético, entre las que figuran algunas que pervivieron hasta hoy , como el cambio horario y la limitación de velocidad en carretera para turismos (hasta entonces sólo estaba limitada para mercancías). 

En estos años, Ineco realiza numerosos estudios de eficiencia y ahorro energético en los sectores industrial y, sobre todo, del transporte, para entidades como Renfe o el Centro de Estudios de la Energía del Ministerio de Industria. 

La conciencia medioambiental colectiva, a nivel global y local, ha evolucionado mucho a lo largo de estas últimas décadas. Miren Marzábal ha crecido consciente de la necesidad de luchar contra el cambio climático y proteger el planeta. Para ella, se trata “tanto de una responsabilidad individual del ciudadano, con acciones en el día a día, tales como reciclar, usar el transporte público, etc. como de las grandes empresas y los gobiernos”. 

El año 2050 es ahora la meta fijada por la Unión Europea para reducir a cero las emisiones causantes del efecto invernadero, que origina el catastrófico calentamiento global. No hay tiempo que perder, y por eso, como objetivo intermedio, para 2030 esa reducción deberá ser ya del 55% (inicialmente se fijó en un 40%), mediante un paquete de medidas llamado “Objetivo 55” ( “Fit for 55”). 

Fue precisamente con la entrada de España en la CEE a partir de 1986 cuando la compañía empezó a realizar estudios informativos y de impacto ambiental como requería la nueva legislación europea. Poco después inicia su primera dirección de obra integral en una gran actuación de integración ferroviaria urbana: el Pasillo Verde de Madrid (1989-1996).

Desde entonces, y hasta la actualidad, se empiezan a prestar servicios de dirección ambiental de obras en todo el despliegue de la red de alta velocidad, en las ampliaciones de todos los aeropuertos españoles y en la modernización de la red viaria

En el exterior se llevan a cabo trabajos como los estudios ambientales para la fase 2 de alta velocidad de Reino Unido (2016); Arabia Saudí (desde 2012) o Egipto (2017); el Plan de Sostenibilidad Ambiental del aeropuerto de Dammam, en Arabia Saudí (2020), entre otros. En navegación aérea, desde 2005-2006 Ineco participa de la mano de Enaire en proyectos vinculados a programas europeos como SESAR (Single European Sky ATM Research,  “cielo único”) que persigue optimizar el espacio aéreo y reducir las emisiones y en proyectos de eficiencia energética en instalaciones de navegación aérea. 

Actualmente Ineco ha desarrollado nuevas líneas de negocio específicas en materia ambiental: eficiencia energética y energías renovables, con trabajos para Adif o la redacción del Plan de Iluminación de Túneles de la red general de carreteras; y resiliencia de infraestructuras ante el cambio climático: en España ya se han realizado  estudios para más del 50% de la infraestructura ferroviaria y en numerosos aeropuertos, y el Climate Proofing o prueba climática para el corredor de alta velocidad Rail Baltica, un requisito de la UE para obtener financiación. Además, la compañía colabora en el desarrollo de una nueva fuente de energía renovable: el Módulo Iónico permite generar energía a partir de la corrosión de los metales y produce hidrógeno verde durante el proceso. 

06

Mirando al futuro… juntos

De aquí a cinco años Miren Marzábal esperaseguir aprendiendo y creciendo profesionalmente,” …y celebrando los 60 años de la compañía.

Han pasado más de cinco décadas desde que Carlos Roa declarara que su intención al crear Ineco era “disponer de una entidad estable y permanente que se mantenga al más alto nivel científico, con la máxima sabiduría práctica en materia de economía y coordinación del transporte”. 

¿Se han cumplido sus expectativas? Para Julián de Antonio no hay duda de que el fundador “no cabría en sí de satisfacción al ver Ineco ahora, ¡es como si un pequeño pueblo se hubiera convertido en una capital!”, concluye.

Image
Foto: Ineco/ Elvira Vila
Pie de imagen
Foto: Ineco/ Elvira Vila